Envío GRATIS a la Península Ibérica a partir de 30€. Envíos a Baleares y Canarias*

FAQ

Las mascarillas Mäskvid han sido confeccionadas y fabricadas acorde con los criterios de la Normativa UNE 0065:2020

Mascarillas higiénicas reutilizables para adultos y niños. Requisitos de materiales, diseño, confección, marcado y uso.

 

A continuación os daremos respuesta a todas aquellas dudas que puedan surgir en relación al modo de empleo, higiene y seguridad de nuestras mascarillas. ¡Adelante!

 

1) ¿Qué es una mascarilla contra los virus?

Las mascarillas son una herramienta utilizada para prevenir la propagación de enfermedades, así como la inhalación de partículas peligrosas en el aire como las del polvo o la contaminación.

Centrándonos más en el contagio de enfermedades, cuando alguien habla, tose o estornuda, puede liberar pequeñas gotas en el aire que pueden infectar a otras personas. Por lo que las mascarillas son útiles para que las utilicen personas no contagiadas, pero sobre todo para que las empleen aquellas personas ya contagiadas, de modo que se evite la rápida propagación vírica

Si alguien está enfermo, las mascarillas, al tapar la nariz y la boca, pueden reducir la cantidad de gérmenes que libera el usuario y pueden proteger a otras personas de enfermarse.  

Para ofrecer una correcta protección, las mascarillas deben usarse de manera adecuada y consistente, teniendo en cuenta el tipo de mascarilla, su debida colocación y renovación en caso de ya estar caducada.

No obstante, recordemos que para evitar cualquier tipo de contagio no sólo basta con utilizar una mascarilla, también son necesarias una serie de prácticas preventivas como lavarse las manos con desinfectante, a la hora de toser o estornudar utilizar el codo flexionado o un pañuelo, etc. 

Aquí te facilitamos una Lista de 8 consejos para prevenir y evitar el contagio por el coronavirus y otras enfermedades altamente contagiosa del Instituto LISA.

 

2) ¿Qué tipo de mascarillas son Mäskvid?

Dentro del mundo de las mascarillas encontramos distintas tipologías según su uso y protección. Mäskvid forma parte de la categoría de mascarillas higiénicas. Es por ello que son las más recomendadas para su uso cotidiano, ir a trabajar, hacer la compra, ir al colegio, etc. Además, Mäskvid cuenta con la certificación Bac-Pure® Antimicrobial de Smart Inovation.

Estas mascarillas no están pensadas para proteger al portador de enfermedades contagiosas, sino para proteger a los no contagiados de las partículas que el portador emite al aire. De esta manera se evita que, cuando una persona infectada hable, tosa o estornude no emita gotitas de saliva o mucosidad al aire, evitando transmitir la enfermedad.

Es importante añadir que las mascarillas higiénicas no protegen la mucosa de los ojos, también canal de contagio vírico. Por tanto, si una persona estornuda frente a tu cara y caen partículas en la mucosa de los ojos puedes contagiarte porque son una vía de acceso al organismo.

A pesar de ello, es mejor llevar mascarilla higiénica que no llevarla. Según un estudio clínico llevado a cabo por el International Society for Infectious Diseases, aquellos miembros que utilizan mascarillas higiénicas en sus casas cuando algún familiar está enfermo tienen un 80% menos de probabilidades de contagiarse que aquellos que no las utilizan. Eso sí, hay que evitar quitarse la mascarilla y mantener con regularidad una buena higiene de manos y cara.

 

3) ¿Qué es Bac-Pure® Antimicrobial?

Es un acabado funcional sostenible con propiedades antimicrobianas. Este tratamiento es efectivo por más de 100 lavados en la lucha contra bacterias, hongos, moho y olores desagradables. Ideal para el control de olores y la prevención de la contaminación y la degradación textil. Bac-Pure® proporciona higiene duradera y frescura.

 

4) ¿Qué mascarillas contra el virus comprar o utilizar?

A la hora de comprar una mascarilla es fundamental saber qué tipo de mascarilla es la más adecuada. Su adecuación varía según el interés o propósito del consumidor, es decir, si es por trabajo, enfermedad, protección o, simplemente, moda.

Las mascarillas higiénicas de esta especificación deben cumplir los siguiente requisitos:

– Cubrir nariz, boca y barbilla.

– Estar confeccionadas con un material reutilizable filtrante adecuado.

– Estar confeccionadas con material reutilizable que permita la respiración.

– Utilizar materiales reutilizables que en contacto con la piel del usuario no presenten riesgos conocidos de irritación o efectos adversos para la salud.

– Garantizar un ajuste adecuado con la cara.

Todos los anteriores se cumplen en nuestros modelos de mascarillas Mäskvid.

 

5) Lista de 5 consejos de utilización de mascarillas.

A continuación, ofrecemos una lista de 5 consejos útiles y recomendables que debes seguir a la hora de ponerte una mascarilla:

1. Antes de ponerte una mascarillaes importante que te laves las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

2. Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla asegúrate de que no hay espacios entre tu rostro y la mascarilla.

3. Evita tocar la mascarilla mientras la usas, de lo contrario, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

4. Cámbiate de mascarilla cuando esté húmeda y no reutilices las mascarillas ni filtros que son de un solo uso.

5. Quítate la mascarilla tirando de las cintas por detrás de las orejas sin tocar la parte delantera. Deposítala en un recipiente cerrado para su posterior lavado. Recuerda lavarte siempre las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón tras quitarte la mascarilla.

  

6) ¿Cómo se debe colocar la mascarilla?

Se recomienda colocar la mascarilla sobre la piel desnuda (es decir, sin la presencia de cabello en contacto con la piel del usuario y, para algunas personas, piel afeitada) y respetar los siguientes pasos:

1. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica antes de manipular la mascarilla.

2. Identificar la parte superior de la mascarilla.

3. Posicionar la mascarilla en la cara, a la altura de la nariz. Si se dispone de pinza nasal, ajustarla a la nariz.

4. Sostener la mascarilla desde el exterior y sujetar el arnés de cabeza detrás de la misma o a ambos lados de las orejas, sin cruzarlos.

5. Bajar la parte inferior de la mascarilla a la barbilla.

6. Verificar que la mascarilla cubre la barbilla.

7. Pellizcar la pinza nasal con ambas manos para ajustarla a la nariz (si existe).

8. Verificar que la mascarilla está colocada correctamente. Para esto es necesario verificar el sellado y la ausencia de las molestias respiratorias.

9. Una vez ajustada, no tocar la mascarilla con las manos. Si el usuario necesita tocar la mascarilla, debe previamente lavarse las manos con agua y jabón o frotárselas con una solución hidroalcohólica.

 

7) ¿Cómo se debe retirar la mascarilla?

Para evitar la contaminación al retirar una mascarilla, se deben seguir los siguientes pasos:

1. Quitarse los guantes de protección.

2. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

3. Retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la mascarilla.

4. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

 

8) ¿Cuáles son las tallas de las mascarillas Mäskvid?

Las mascarillas higiénicas reutilizables Mäskvid se han desarrollado para dos tallas, una para adultos y niños mayores de 12 años y otra para niños de 5 a 9 años, en función de los datos antropométricos de la población española.

Para que la mascarilla sea efectiva se debe usar correctamente. Por esta razón, la colocación, el uso y la retirada de las mascarillas higiénicas para niños debe ser supervisada por un adulto.

 

9) ¿Cuál es la duración de uso continuado?

Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4h. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda lavarla. Durante el período de uso, la mascarilla solo se puede retirar de acuerdo con las instrucciones. La mascarilla se debe lavar cada vez que se ensucie, humedezca o no se pueda colocar correctamente sobre la cara. No se debe utilizar la mascarilla si está sucia o húmeda. En el caso de que se vaya a almacenar temporalmente se debe evitar el contacto con cualquier superficie. Tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla durante y después del uso.

 

10) ¿Cómo se deben lavar y secar las mascarillas?

Según la normativa UNE 0065:2020, la mascarilla debe poder aguantar al menos 5 ciclos de lavado y secado manteniendo sus prestaciones. El fabricante debe de optar por un proceso de lavado que elimine el virus (véanse métodos de lavado y desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables aprobados por el Ministerio de Sanidad en la siguiente página web: www.mscbs.gob.es), por ejemplo 5 ciclos de lavado a 60 °C (UNE-EN ISO 6330 programa 6N) y secado al aire (UNE-EN ISO 6330:2012, tipo A).

Nuestras mascarillas Mäskvid ofrecen un total de máximo 100 ciclos completos de lavado (humedecer, lavar y enjuagar), con el detergente habitual a una temperatura mínima de 60ºC, y secado manteniendo sus prestaciones. Tras cada uso es recomendable su lavado.

Se debe evitar el contacto entre una mascarilla sucia (a lavar) y la ropa limpia. La persona a cargo del lavado debe protegerse para manejar las mascarillas sucias. No se deben utilizar productos que puedan degradar o dañar los materiales y que disminuyan su capacidad protectora. Se recomienda que la mascarilla se seque completamente dentro de las 2h posteriores al lavado. No se debe secar o higienizar con un horno microondas. Tanto durante el secado, como en el almacenaje posterior de la mascarilla, se deben evitar los ambientes en los que la mascarilla se pueda volver a contaminar. Después de cada ciclo de lavado, se debe realizar una inspección visual (con guantes de protección o manos lavadas). Si se detecta algún daño en la mascarilla (menor ajuste, deformación, desgaste, etc.), se debe desechar la mascarilla.

 

11) ¿Cómo se debe desechar la mascarilla una vez pasado sus 100 usos?

Para reducir los riesgos del uso de estas mascarillas se debe advertir que una vez sobrepasado el número máximo de lavados se debe desechar. 

Las mascarillas se deben desechar en un contenedor provisto de una bolsa de plástico (preferiblemente con tapa y control no manual). Se recomienda utilizar doble bolsa para preservar el contenido de la primera bolsa en caso de desgarro de la bolsa exterior. Las mascarillas utilizadas también se pueden desechar en los contenedores para desechos biológicos.

 

Cualquier otra duda que os surja podéis consultarnos enviándonos un correo electrónico a la dirección maskvidbcn@gmail.com.